LOECHES PONE EN MARCHA UN TALLER PARA APRENDER LA TÉCNICA CERÁMICA RAKÚ

LOECHES PONE EN MARCHA UN TALLER PARA APRENDER LA TÉCNICA CERÁMICA RAKÚ

El Ayuntamiento de Loeches está llevando a cabo un taller de cerámica donde los alumnos podrán aprender todos los pasos de la técnica rakú.

El objetivo del taller, con un precio total de 15 euros por persona, es que los alumnos comprendan la filosofía de esta técnica ancestral en un espacio creativo y que, de paso, vivan la gratificante experiencia de crear su propia obra de arte ayudados por Lola Libera, profesora del taller municipal de cerámica.

Durante la primera sesión, que tuvo lugar el pasado 17 de marzo, los estudiantes de este pequeño curso intensivo se aproximaron a la teoría de la cerámica, hicieron un recorrido por la historia, profundizando en los tiempos y los procesos que requiere este material desde la concepción de la idea hasta la finalización proyecto. La parte más práctica del taller consistió en la creación a mano de pequeñas piezas en barro refractario.

En una segunda parte del curso, que se desarrollará el próximo 15 de abril de 11:30 a 20:00 horas, se procederá al esmaltado de las piezas y posterior cocción de éstas. El encuentro tendrá lugar en la Plaza de la Villa, por lo que todos aquellos que quieran, podrán acercarse para ser testigos de la transformación del barro con esta técnica milenaria.

Rakú es una técnica decorativa que se remonta a la antigua civilización japonesa, aunque actualmente se extiende por todo el mundo, desde que en el siglo XIX los artistas occidentales se interesaran de manera especial por el arte asiático. Sus orígenes fueron la decoración de vasos y tazas de té que serían utilizadas en fiestas y ceremonias de especial relevancia.

El proceso del rakú se basa en introducir la cerámica en el horno a una temperatura cercana a los 1.000 ºC. Después, se sacan las piezas al rojo vivo y se sumergen en cubos de serrín para enfriarlas. El cambio brusco produce interesantes modificaciones en los colores del material, texturas, fracturas en el esmalte y generación de colores metalizados, craquelados, nacarados y tornasoles, nunca iguales de una pieza a otra.