LA CONSEJERA DE JUSTICIA DE LA COMUNIDAD DE MADRID VISITA EL JUZGADO DE PAZ DE LOECHES

LA CONSEJERA DE JUSTICIA DE LA COMUNIDAD DE MADRID VISITA EL JUZGADO DE PAZ DE LOECHES

La consejera de Justicia, Yolanda Ibarrola, junto al alcalde de Loeches, Antonio Notario López, han visitado el Juzgado de Paz de nuestro municipio.

La consejera ha aprovechado su visita para mantener un encuentro con el personal del juzgado y con la Juez de Paz de Loeches, Rosa Galián. Ibarrola ha subrayado el trabajo que realizan “al acercar la Justicia a los ciudadanos, garantizando derechos fundamentales y ofreciendo un servicio público esencial. Sois un ejemplo de colaboración institucional entre las comunidades autónomas que tienen transferidas las competencias en Justicia y los ayuntamientos”, ha explicado.

El Juzgado de Paz de Loeches, que está situado en la zona de servicios del Ayuntamiento recientemente acondicionada, cuenta con un despacho más amplio, aseos y una sala de espera independiente. Para el acceso a este nuevo espacio se han eliminado todas las barreras arquitectónicas mejorando la accesibilidad.

Han acompañado a la consejera el viceconsejero de Justicia, Enrique Núñez, y el director general de Recursos Humanos y Relaciones con la Administración de Justicia, Pedro Irigoyen. Junto al alcalde ha estado la concejala de edificios municipales y de Turismo, Isabel Vega.

Los juzgados de paz son órganos judiciales unipersonales que asumen determinadas competencias en el orden civil y están atendidos por personas que no pertenecen a la carrera judicial. En la Comunidad de Madrid existen 158 juzgados de paz. En 47 de ellos (los ubicados en los municipios de mayor tamaño), la plantilla depende de la Consejería de Justicia, como es el caso Loeches. Las corporaciones municipales son las responsables de facilitar tanto las instalaciones en las que se ubican los juzgados como los medios instrumentales que necesitan.

Al finalizar la visita, la consejera ha querido conocer el municipio de Loeches visitando la Plaza de la Villa, la Plaza de la Duquesa de Alba y el Panteón y la cripta de la Casa de Alba, situados en el Monasterio de la Inmaculada Concepción.